Junio 3 de 2020
POR MARÍA ANTONIA GIRALDO ROJAS | PUBLICADO EL 25 DE ABRIL DE 2020
REPORTAJE DE EL COLOMBIANO TENDENCIAS

Según el Banco Mundial de Datos el 50 % de la población mundial vive en ciudades y en ellas los espacios cerrados pueden tener niveles de contaminación hasta cinco veces superiores a los exteriores.

Rita Barata, arquitecta y fundadora de Friendly Materials, una web española que clasifica y califica los materiales de construcción de acuerdo a su generación de bienestar y salud, explicó en su Tedtalk de 2018 que esto se debe a una evolución histórica de la arquitectura hacia el ahorro energético, con espacios más herméticos y materiales poco salubres como las pinturas con plomo.

Trabajar en un edificio enfermo puede significar “una mayor dispersión de enfermedades que se transmiten vía aérea, como la gripa; mayor sensación de cansancio porque no hay una buena renovación de aire, entonces hay más concentración de dióxido de carbono; problemas de la vista por una mala iluminación y la posibilidad de otro tipo de impactos en la salud de las personas, como el desarrollo de comorbilidades que nos hacen más susceptibles a enfermedades como la covid-19”, explica Alejandro Fonseca, director de sostenibilidad de la firma AEI Arquitectura e Interiores.

Como respuesta, las empresas especializadas en insumos de arquitectura y construcción empezaron a innovar con el fin de contrarrestar estos efectos nocivos. Hoy se consiguen en el mercado desde bombillas ionizadoras del aire, hasta pinturas bajas en emisiones de compuestos volátiles e incluso fotocatalíticas, que pueden llegar a descontaminar el ambiente. También, materiales ya existentes como la cerámica y las maderas, con bajas emisiones, hacen que los espacios sean más sanos.

Diseño a su favor

Después de asegurarse de que un espacio no enferme es posible generar bienestar a través del diseño. Para las empresas esto demanda un cambio cultural y una mayor inversión que, según quienes ya experimentan los beneficios de esta tendencia, se retribuye en retención del talento y aumento de la productividad.

Un ejemplo es el diseño de las oficinas de PayU en Bogotá, llevado a cabo por AEI. Fonseca explica que para esta empresa no solo significó un incremento en la productividad, sino en variables más específicas como el “aumento de velocidad de procesamiento de llamadas en call center, la mejor perspectiva de los empleados en términos de confort acústico, mejora en la operación del layout y reducción del ausentismo por enfermedad”. Las oficinas de PayU son las únicas en Colombia con la certificación Well, del International Well Building Institute, que evalúa que las condiciones de aire, iluminación, movimiento, comodidad térmica, sonido, materiales, comunidad, innovación y mente sean favorables.

Por su parte, el fundador de Mattelsa Mateo Jaramillo , quien creó sus oficinas en el barrio Perpetuo Socorro de Medellín con el fin de que reflejaran la filosofía holística de su empresa, explica que esto ha contribuido al sentido de pertenencia de sus colaboradores. El diseño del lugar, además de tener un enfoque sostenible, se destaca por sus áreas flexibles y multipropósito y por tener como principales espacios para el esparcimiento y la socialización la cocina y el comedor. “Diseñamos un espacio donde podamos estar muy bien, que nos represente y al mismo tiempo nos ayude a ser lo que queremos ser”, puntualiza.

Los expertos afirman que las certificaciones en salud y bienestar serán la próxima frontera a superar por las empresas, y la forma de lograr que los empleados vuelvan a las oficinas una vez terminado el aislamiento. Como explica Mauricio Castaño, director de innovación de la firma Arquint, responsable del diseño de las oficinas de Google en Bogotá, “se van a empezar a manejar modelos híbridos donde se tenga la libertad de trabajar en casa, pero es necesario que los empleados se sientan a gusto en las oficinas y quieran volver. Con la arquitectura de salud y bienestar hay condiciones dadas en temas de calidad ambiental, pero también en el sentido de comunidad, colaboración y generación de ideas”.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

  • La ventilación regular es fundamental, por esto se recomienda abrir todas las ventanas mínimo 15 minutos al día.
  • Es importante revisar los materiales que se van a introducir, por ejemplo, que las pinturas sean de bajas emisiones y que las superficies no sean porosas para que se puedan limpiar y desinfectar fácilmente.
  • Asimismo, desconfíar de materiales que tienen prestaciones que no son las naturales, pues estos tienen procesos químicos y pueden generar emisiones, como las maderas que no se queman.
  • De acuerdo con un estudio de limpieza del aire realizado por la Nasa, en un espacio de 170 metros cuadrados se necesitarían entre 15 y 18 plantas medianas. El estudio incluyó un listado de las especies que más contribuyen, entre las que se encuentran la hiedra y el crisantemo.

EN DEFINITIVA

Garantizar la salud y el bienestar de los trabajadores es el nuevo objetivo de la arquitectura en espacios laborales. Una tendencia que tomará mayor relevancia en la postpandemia.

KOTA GROUP
KOTA GROUP Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2020 kotagroup.com.co, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co